¡Bang! ¡Bang!

Ella le hablaba en quechua, onomatopéyico, en el tic-tac del oleaje. Por las brechas del silencio siempre jajaja la afonía muerta de risa ¡Bang! ¡Bang! y las pestañas nubladas de realidad ufff Ella le hablaba en quechua, onomatopéyico. Daba igual si shhh al final, ¡Pum!

Anuncios

No fue la solución

Ignorar al volcán no fue la solución.   Mientras la sopa se enfría, arroz y patata en cada cucharada. Bullicio en el mercado, ¿a cuánto está hoy la empatía?   Desde la catedral el diablo no deja de guiñarme el ojo. Y el volcán sigue escupiendo y tú sigues temblando, ya no sabes si dejar…

Yo… seguiría preguntando

Su tren no llegaba. Aburrido, empezó a explorar la estación. Era antigua, arquitectura de hierro y cristal. Cada vez que se llenaba de humo, creía estar en un cuadro de Monet. El reloj estaba roto. Se había parado en las cuatro menos diez. ¿A qué hora llegaría a Béziers? Una mujer, de entre 40 y…

Como los niños juegan a la rayuela

El día que subí a Machu Picchu, hablé de Rayuela con un argentino. A cada paso, pensaba en la Maga, si estaría divagando alrededor de la piedra Intihuatana o recorriendo la Rue Seine. Si habría subido hasta allí con la niebla que rodeaba a las montañas lloronas al amanecer. “Ay, Maga, ni tú sabes dónde…

29 de agosto

El día que el capitalismo y la burocracia me hicieron llorar, fue el mismo día que escuché que quienes dibujaron una hoz y un martillo en la colina de Cusco eran terroristas. El mismo día, me acordé de Hannah Arendt, de su banalidad del mal, de la irracionalidad de lo racional, de las neoesclavitudes que…

Poema de aterrizaje

La mochila a cuestas y el moño despeinado. Desde Ámsterdam, la ballena azul despega, ya me siento un poco Rosalía. Archipiélago de nubes sobre el Atlántico, que hoy parece no acabar. Comienza el baile de culturas, pero decides ver Cezanne et moi para no despegarte mucho del ayer. Cenar con vistas al Amazonas, restarle horas…

Escuece

Escuece, la herida, cada vez que hundo los dedos, cuando intento curarla no se deja.   Las palabras encadenadas no parecía mal juego. Ella en gallego, yo en gallego inventado.   Volvoreta Tapadeira Rabuñadela Lágrima Madre Drenaxe Xenealogía Amor Morte.   Has ganado, me dijo. He perdido, pensé yo.

Era ritmo

Y empezó a bailar, sin música. Llevaba la melodía por dentro. Era ritmo. Qué gusto ver cómo se contorneaba en la nada, cómo se movía entre el presente y el futuro inmediato. Todo se le daba bien. Bailar, reír, guiñarme un ojo... Se sentó a mi lado, apoyó sus manos en mis rodillas. “Te contaré…

Mañana renacería

“Gire a la derecha. A 200 metros, ha llegado a su destino”. A pesar de la batería en decadencia, la voz del GPS supo traerme a casa. A mí, que andaba moribundo en una noche sin luna; a mí, que había pasado en pocas horas del llanto a la risa, de una esquina a la…